La historia de Frankie Ruiz: El eterno “papá de la salsa”


Frankie Ruiz nació en Patterson, Nueva Jersey en el año 1958. Siempre llevó con orgullo el apellido de su madre Hilda Estrella Ruiz, pues su nombre hubiese sido: José Antonio Torresola Ruiz. Torresola es el apellido de su padre Frank Torresola. Sin embargo, fue reconocido por su abuelo materno como José Antonio Ruiz Negrón.

A la corta edad de 13 años grabó su primera composición musical titulada “Salsa buena”, con Charlie López y la Orquesta La Nueva en Patterson, Nueva Jersey. Con esta orquesta también dejó plasmada su versión de “Muñeca” que grabara su mentor, Ismael Quintana con Eddie Palmieri.

A mediados de los años 7O su madre se trasladó a Mayagüez con sus hijos José Antonio “Frankie” y Víctor Rolando Pinto Ruiz, conocido como Viti Ruiz. Existió un tercer hijo apodado Junito Ruiz, quien se quedó en Nueva York donde murió sumergido en las drogas.

Éste dejó una producción que fue lanzada al mercado, producida por Sergio George en sus comienzos como arreglista. La madre de Frankie, Hilda Estrella, era cantante y bailarina. Una noche, viviendo ya en Mayagüez, Hilda tuvo un compromiso profesional de noche.

Fue a la habitación donde dormía Frankie y le pidió que la acompañara a un show. El cantante le dijo que no porque tenía sueño y prefirió seguir durmiendo. Entonces, Hilda Estrella le pidió a su hijo “Vitito” (Viti Ruiz) que la acompañara. De camino por la carretera Número 2, camino al show; Hilda y Vitito se toparon con dos autos que transitaban hacia ellos a velocidad exagerada y haciendo carreras.

Ninguno de los dos autos se quitó del carril que le daba derecho a ellos a transitar. Uno de los vehículos chocó de frente con el auto donde viajaba Hilda Estrella y Vitito. El accidente le provocó la muerte a Hilda Estrella. Vitito “Viti Ruiz”, del impacto salió disparado por el cristal delantero del auto sufriendo la pérdida de parte de su dentadura y cicatrices en su rostro.

La inesperada muerte de Hilda Estrella, provocó un estado eterno de culpabilidad en Frankie Ruiz por haberse negado a acompañarla aquella noche. Este suceso fue una de las desgracias que más dolor impregnó la vida del “tártaro”, quien buscó refugio en las drogas como medio alterno de enajenarse de ese accidente, de la pérdida de su madre y de las cicatrices que quedaron en el rostro de su hermano menor Viti Ruiz.

La primera producción que grabó Frankie Ruiz en Puerto Rico la produjo mi padre Rafael Viera conocido como “La Enciclopedia de la Salsa”, para su compañia discográfica Performance Records con la Orquesta La Solución. De ahí salieron los primeros éxitos en la voz de Frankie, tales como “La fiesta no es para feos”, “Salsa buena” y “De sentimiento me muero”.

Posteriormente produje a Viti Ruiz su hermano y realizamos cuatro producciones discográficas. El estilo de Frankie fue tan exitoso que el otro cantante de La Solución, Jaime “Megüi” Rivera, quien es hermano del director, cantó el tema “Una canita al aire” al estilo de Frankie, en el álbum titulado “¡La Solución!” para el sello LAD en el año 1981.

Los salseros de la mata piensan que es Frankie Ruiz el que canta ese tema y hacen apuestas inclusive ya que en la carátula posterior del LP aparece en la foto Frankie Ruiz quien se suponía iba a cantar ese LP, pero no lo hizo ya que había salido de la orquesta para estar al frente de la de Tommy Olivencia, aún así la compañia lanzó inrresponsablemente la carátula con la foto de Frankie Ruiz, lo que ha llevado a pensar a los salseros que es Frankie el que canta ese LP y el tema “Una canita al aire”, pero quien realmente lo canta es Jaime “Megüi” Rivera.

Luego Frankie grabó el exito “La rueda” en el segundo álbum que hizo con la Orquesta La Solución. Posteriormente grabó el tema “Viajera” incluido en el álbum titulado “Primer concierto de la Familia TH” y ya luego permaneció unos años con la primerísima orquesta de Tommy Olivencia donde cosechó grandes éxitos como “Primero fui yo”, “Te estoy estudiando”, “Lo dudo”, “Como lo hacen”, “Pancuco”, “Aléjate de mí”, “Cosas nativas”, “Como una estrella”, “No que no” y “Que se mueran de envidia”, entre otros.

Con su orquesta grabó éxitos como: “Ahora me toca a mí”, “El camionero”, “Quiero llenarte”, “Me acostumbré”, “Desnúdate mujer”, “Mujeres”, “Voy pa’ encima”, “Tú eres”, “Deseándote”, “Mi libertad”, “Bailando”, “Puerto Rico”, “Me vuelves loco”, “Esta cobardía”, “Imposible amor”, “Háblame”, “Vuelvo a nacer”, “Tú con él”, “Como le gustan a usted”, “Si esa mujer me dice que sí”, y otra veintena de éxitos.

A finales de los 80 hubo una pausa forsoza en la vida y carrera de Frankie Ruiz al ser acusado de haber agredido a una azafata en un vuelo doméstico en los Estados Unidos, por esta acusación enfrentó un juicio y fue hallado culpable.

Cuando salió de la carcel grabó la producción que da título a uno de sus éxitos titulado “Mi libertad”. Aunque el desenfreno con las drogas y el alcohol gobernaban su vida, Frankie supo ser responsable siempre en la tarima, nunca le falló a su público. Tenía una imagen de modelo, siempre bien vestido y acicalado. El mundo entero lo apodo como “El papá de la Salsa”.

Textos: Richie Viera – Primera Hora
Escríbenos: salsaconstyle@gmail.com
Redes Sociales: www.twitter.com/salsaconestilowww.facebook.com/salsaconestilo

Deja tu comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mensajero Salsero

Publicidad
MP3 Recomendado
Twitter SCE
Instagram SCE
Facebook SCE


visitor stats