Un inolvidable décimo aniversario de SalsaConEstilo.com: Día de la Salsa en Medellín


A la mente parece no caberle tanta memoria sobrecargada de momentos felices. Desde la magnífica belleza del recinto que nos acogió hasta la atmósfera feliz, tan natural como cuando las presentaciones colman las expectativas de un público mixto, que gozó de lo clásico y lo romántico de ese universo complejo y siempre gratificante que llamamos Salsa. (Escrito por Diego Aranda para SalsaConEstilo.com)

El verde y natural marco del Orquideorama que rodeó a los asistentes al maratónico concierto de los 10 años de SalsaConEstilo.com, denominado como el Día de la Salsa en Medellín, fue el recinto perfecto para una jornada que trazó una nueva marca en realización de eventos salseros en Medellín, no sólo por la duración sino por la combinación de artistas de renombre cuyo cartel atrajo seguidores en masa. Una bella tarde de clima perfecto cubrió de frescura el lugar para dar inicio a las presentaciones de los forjadores del gozo. Los diez años de SalsaConEstilo.com se celebraron por todo lo alto, con la estratégica complicidad de John Jiménez, un efectivo valor de Medellín en el mundo que hace posible realizar sueños.

El inicio de esta jornada no podía ser mejor. Siguarajazz, la cuota local, los chicos del barrio Manrique, dirigidos por el sensacional bajista Juan Fernando García, “Juancito Trucupey”, que desplegaron toda su magia a través del repertorio ofrecido. Como siempre, dejando en alto el sonido de la Salsa nacional, demostrando su ya larga trayectoria. Números como “El Chance”, “Rumbero Malo”, “María Antonia Flor de Ilusión”, algunas obras de la Salsa tradicional como “Llegamos” de Lebron Brothers y otras más que interpretaron ataviados de blanco, llegaron a los oídos de los primeros asistentes al Jardín Botánico.

Las voces de SalsaConEstilo.com, Heli Jones Ríos y Eric Carpio anunciaban con emoción y mucha energía la llegada del segundo número de la tarde. Inmediatamente, sin perder tiempo, se hizo el empalme con el ensamble que acompañó al segundo invitado. Un cantante que desde 1967 dio sus primeros pasos en la Orquesta La Justicia 2, luego en La Sónica. Más adelante junto al Conjunto Caramelo, Conjunto Libre. Después de su experiencia con Manny Oquendo, Olivera ha hecho parte de un gran puñado de orquestas, como el Grupo Caribe, Tierra Brava de Grecia, Jimmy Bosch, Spanish Harlem Orchestra, hasta llegar a La Perfecta 2 de Eddie Palmieri. Con estos pergaminos y el agregado de haber producido su disco propio, Herman Olivera saltó al escenario del Jardín Botánico ofreciendo a los santos su presentación y llenando de sabor contundente la tarima. Inició sorpresivamente con uno de los magníficos temas de su propia producción La Voz del Caribe, “El Vencedor”; recordó a Justo Betancourt con su gran clásico “Pa’ Bravo Yo” y continuó con algunos de los temas con los que ha acompañado a Eddie Palmieri, como “Sujétate La Lengua” y rematando con un soberbio “Palo Pa’ Rumba”. Bendijo y agradeció ese feliz compartir con la afición. Una vez más, demostró su profesionalismo durante su presentación y dejó nuevamente establecido su título ganado como “El Sonero del Siglo XXI”.

La tarde transcurría con un tímido sol que no salía detrás de las nubes, lo que propició un ambiente pleno de frescura. Era el momento para el artista programado para las 3:45 de la tarde. Yova Rodríguez irrumpió en la escena con su buena energía, sencillez y estrenando en vivo su regalo para Medellín: “…aquí te traigo esta humilde letra que hoy te escribí, pues sentí que no era justo haberte vivido y no hablar de ti…”. En segundo lugar interpretaría su tema “2780 Grand Concourse” inspirado en una historia transmitida por Gilberto Colón de aconteceres musicales con grandes leyendas en ese edificio de Nueva York, donde reside actualmente. Dejando toda su buena energía e inmenso agradecimiento con la capital antioqueña, recibió el aplauso emotivo del público. Más que artista, un inspirado compositor que va dejando huella con su orquesta y en las voces de otros grandes de la Salsa.

El turno llegaría para un gran cantor, cuya historia se remonta hacia los años sesenta cuando hizo parte del Trío Los Originales  y saltó a la palestra haciendo parte de emblemáticas orquestas como el Conjunto Cachana de Joe Quijano (A Cataño, Volví a Cataño) o siendo fundamental en el coro de El Gran Combo de Puerto Rico ola de Tommy Olivencia. El sonero Frank Guzmán Géigel, conocido en el mundo de la Salsa como Paquito Guzmán tuvo su momento brillante a bordo de la ola de la Salsa romántica, donde las baladas fueron trasladadas a nuestro espacio musical, para darles sabrosura sin perder el tono amoroso. Es justamente este período el de mayor recordación para la afición colombiana que le recuerda por canciones como “25 Rosas” ó “Cinco Noches”, las cuales hicieron parte de su aplaudida presentación. Varios aficionados tenían discos de esta etapa para que el cantante les hiciera la venia de un autógrafo. A sus 78 años, el maestro Guzmán cantó con el tono de siempre, bailando y marcando los cortes. Una experiencia distinta que habla bien de la pluralidad del evento.

Imponente, con su ya característico sombrero de medio lado, apareció en escena otro importante heredero de la tradición rumbera. Anthony Torres Jr., quien fuera homenajeado en la versión 2018 del Día Nacional de La Salsa en Puerto Rico. Su abuela le llamaba Pupy y así se quedó de por vida. Su trayectoria inicia artísticamente como utilero del Imperial Sextet para pasar al bongó. Luego el timbal, instrumento de todo su dominio. La primera vez que cantó lo hizo con el grupo Tentación Latina e hizo parte de Roberto y su Nuevo Montuno, Wayne Gorbea, Tony Pastrana, Kako, La Diferente y La Conspiración. Por recomendación de Héctor Tempo Alomar llegó al Conjunto Libre y estuvo ahí por espacio de 11 años en cinco producciones. Recibió el apelativo de “Cantor” en el club El Corso cuando Héctor Lavoe lo llamó para hacer parte de su coro en reemplazo de Tito Nieves. Lavoe lo anuncia en tarima diciendo “Pupy Torres se llamaba cuando estaba con Libre, ahora está con mi orquesta y en adelante se llamará Pupy Cantor“. Arrancó sin dar espera con uno de sus temas estrella que le ha valido, incluso el sobrenombre de “El Callejero”. Su voz intacta estremeció los cimientos del Orquideorama “No te enamores de mí porque yo soy de la calle”. Una época dorada que recorrió a bordo de la orquesta de Willie Rosario. El sobrino del famoso bailarín Luis Rijo Rosa conocido como Sansón Batalla volvió a llamar a “Maína” con su clásico estribillo “Te estoy llamando y no respondes”. Un show que tuvo el ingrediente adicional de la participación en tarima de Marcial Istúriz. Los dos soneros formaron debate en el tema “Chénchere Gumá”, dando rienda suelta a todo el ingenio del cual son poseedores. ¡Memorable!

A esta altura, el concierto no ha llegado a la mitad. La energía de los rumberos se ha elevado al máximo y era tiempo de darle paso al “Sonero del Barrio”. Un neoyorquino que hizo escuela con los grandes luego de haber creado a los 16 años su propia agrupación Los Generales. Frankie Vásquez, ese sonero de gran inventiva a la hora de sonear. Su primo David Sánchez lo invita a formar parte de la agrupación Fuego 77. A comienzos de los años 80 hizo parte de las agrupaciones Sonido Taiborí y Orquesta Calidad. Luego, llegó a la Orquesta Metropolitana. Colaboró además con New Swing Sextet y el conjunto de Wayne Gorbea. Luego vendrían Charanson, Javier Vásquez, los coros con la orquesta de Héctor Lavoe, y talento también para la Salsa romántica con Ángelo Vaillant y de nuevo al coro de otra gran institución, la Sonora Matancera, en un disco de Yayo El Indio. Y la lista sigue con Orquesta Majestad, Jimmy Bosch, Viento de Agua, Lebron Brothers, Spanish Harlem Orchestra, Ricky González, Johnny Cruz & The Dream Team Band y Ocho y Más. La formación de Los Soneros del Barrio, su participación con Descarga Boricua, Latin Giants of Jazz, Mambo Legends y tantas otras que nos ocuparían mucho más espacio. Su show, como era de esperarse, estuvo lleno de vitalidad y energía en cada canción. Complació al respetable con temas como “Llegó La Banda”, “Lo Que Dice Justi”, “Trucutú” y otros más, que llevaron al delirio a la concurrencia.

El siguiente invitado también era esperado por muchos. Un luchador, toda vez que un mal momento casi le impide volver a pararse en una tarima. En 2016, Oswaldo Román se sometió a una intervención quirúrgica con el riesgo de quedar disfónico y parapléjico. Una vez superada la cirugía, ha vivido un proceso de recuperación exitoso, pero nada fácil. Esta lucha caracteriza a este neoyorquino que comenzara desde muy joven haciendo coros en orquestas de Puerto Rico hasta llegar a cumplir este rol con Cheo Feliciano, Celia Cruz, Ismael Miranda, Meñique, Junior Toledo, Marvin Santiago, Frankie Ruiz, Lalo Rodríguez. En aquel momento, el trompetista Tito Rivera lo recomienda en la Puerto Rican Power en reemplazo de Tito Rojas. Posteriormente, se lanzó como solista y terminó haciendo coros para otros cantantes. Llegó al Grupo Niche como corista y Jairo Varela le dio la oportunidad de ser cantante principal en la agrupación. Después de esta etapa volvió a intentarlo como solista y mantiene una etapa creciente llena de buenos momentos. El sábado 23 de junio llegó Oswaldo Román a la tarima del Día de la Salsa en Medellín con su estilo impecable, su voz plena de claridad entonó las canciones que lo posicionan como uno de los grandes de la Salsa romántica. Las tonadas de canciones como “Juguete de Nadie”, “Ni Como Amiga Ni Como Amante”, “A dónde Irás” acariciaron los oídos del público que las bailó y cantó todas. Pero no sólo de amor vive su trayectoria. Hizo bailar y estallar las gargantas de muchos al recordar la historia de Ruperto Mena.

Heli Jones y Eric Carpio regresaron como en los intervalos anteriores para anunciar los nuevos invitados, pero cedieron este privilegio a las voces de Viviana Álvarez y Jairo Luis García de Latina Stereo, la estación que siempre estuvo apoyando en las etapas previas y durante el concierto todas las actividades desarrolladas para la celebración de los 10 años de SalsaConEstilo.com.

Sobre las ocho de la noche, el Orquideorama estaba listo para recibir las voces del Apollo Sound. Los tres vocalistas más representativos de la historia de la legendaria agrupación de Roberto Roena, Tito Cruz, Carlos Santos y Sammy González revivieron sus grandes cantares impresos en la memoria de los salseros. Uno a uno y escalonadamente fueron apareciendo en tarima. Tito Cruz, el vocalista que más discos ha grabado con Roberto Roena desde la cuarta producción con, entre otras, “El Guaguancó del Adios”, “Yo Tenía Una Mujer” y con “Con Los Pobres Estoy” durante el cual invitó a Marcial Istúriz a interpretarla y terminaron cantando juntos. Carlos Santos hizo lo propio con “Vamos Háblame Ahora” y “Lamento de Concepción”. Sammy González nos obsequió “Traición”, “Cui Cui” y “Quiero Dormir Cansado”, canción que grabó con la SuperOrquesta de Puerto Rico de Emilio Reales, así como “Cómo No Creer En Dios”. Tres voces afamadas, memorables, con una fuerte historia en el mundo de la Salsa, que han dejado huella en muchos escenarios con estas y otras canciones de su vasto repertorio.

Otra de las grandes voces de los años setenta y ochenta hizo su arribo triunfal en el escenario del Día de la Salsa en Medellín. Héctor “Pichie” Pérez, volvió a demostrar todo su carisma con el público y empezó por todo lo alto, viajando a un recóndito rincón de la memoria salsera, que nos ubica en 1979 cuando grabó con La Terrífica ese gran hit “No Te Perdono” con la que justamente abrió su presentación. Números inolvidables como “Fuego En El 23”, “Yambeque”, “Te Vas De Mí” y varios más resonaron en el auditorio natural del Jardín Botánico. Se recuerda la fantástica presentación de “Pichie” el año pasado durante la celebración del 9° Aniversario de SalsaConEstilo.com, junto a Frankie Vásquez.

Un nuevo segmento para la Salsa romántica sobre las 11 de la noche. Uno de los grandes vocalistas de los años ochenta con las orquestas La Terrífica, Mickey Cora, y La Primerísima de Tommy Olivencia haría presencia en el tablado. Héctor Tricoche Albertorio llevó sus clásicos a lo alto del cielo de Medellín, entonando con su voz las canciones que lo llevaron a ser uno de los clásicos. Temas como “Lobo Domesticado”, “Sed de Amarte”, “No Me Tires La Primera Piedra” se llevaron el aplauso de los asistentes. Finalizó su presentación con el clásico “Periquito Pin Pin” inmortalizado al lado de Olivencia.

La media noche sirvió de marco para la última estrella invitada a este monumental concierto. Contrario a lo que se pueda creer, la gente quería más. Había llegado el momento de recibir a una embajadora de Ponce que ha compartido escena, dentro y fuera del estudio de grabación, con rutilantes maestros de la música antillana. Yolanda Rivera comenzó participando en los coros de la orquesta de Willie Rosario. Actuó también con La Terrífica con quienes realizó su primera grabación. Llegó luego el momento de la consagración con La Sonora Ponceña, grabando ocho álbumes con esta institución. También hizo coros para La Fuerza Noble de Santos Vizcaíno y Gabino Pampini y grabó con Ruddy Haddock. Con toda esta historia encima, nuevamente se plantó en el escenario de una Medellín que la recibió con el cariño de siempre. Yolandita interpretó sus clásicos “Tu Corazón Es Para Mí” que grabara con La Terrífica; también “Borinquen” que puso a cantar a todo el mundo, “Ahora Si”, “Se Formó”, “Rumba En El Patio”, en el que Yolandita soltó el micrófono y abrió rumba a bordo del timbal, en un solo como ella lo sabe desarrollar, con energía y clave.

Mención especial para los músicos que acompañaron a los diferentes soneros en la extensa jornada. Cada uno de los cantantes invitados contó con una combinación de instrumentistas diferente, lo que permitió que la actividad se desarrollara sin perjuicio de la calidad por un eventual cansancio. De destacar también, el dedicado trabajo en los arreglos que respetaron el sonido original de cada canción y el trabajo en la dirección por parte de Leo Morales, un profesional de gran valor que deja su sello de calidad en su trabajo. La labor ininterrumpida de Gabo González, Heli Jones Rios, John Duque, Lala Builes, Hoover Rodriguez Aroca, Felipão Felipão, Milton Adrian, John Maikol Alzate Rios, Jhon Alexander Largacha Castro, Ricardo Rodriguez Gallego, Eric Carpio Londoño, miembros del incondicional staff de SalsaConEstilo.com. La participación de Catalina Deossa, Raúl Augusto Osorio, la logística e ingeniería de sonido que sumaron esfuerzos y lograron la meta, entregarnos otra feliz jornada alrededor de la Salsa, nuestra Salsa.

Después del brillo de la última estrella en el firmamento rumbero del Día de la Salsa en Medellín, parecía increíble que hubieran transcurrido once horas que nos mantuvieron cautivos. Un tiempo que parecía maratónico al comienzo y que ahora se había esfumado, con nuestras mentes llenas de recuerdos felices, imágenes tomadas en dispositivos, mente y corazón; encuentros con amigos de todas partes y una lluvia que pasó por los lados del escenario y privilegió a las plantas del lugar. Una noche para recordar y cientos, miles de imágenes por publicar, como intentando detener el tiempo en feliz instante. Bendita sea la Salsa.

Textos: Diego Andrés Aranda Estrada (Periodista)
Edición y Fotografías: Gabriel González (Director www.salsaconestilo.com)
Escríbenos: salsaconstyle@gmail.com
Redes Sociales: www.twitter.com/salsaconestilowww.facebook.com/salsaconestilo

Deja tu comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Mensajero Salsero

Publicidad
MP3 Recomendado
Twitter SCE
Instagram SCE
Facebook SCE


visitor stats